Mecheras automáticas y semiautomáticas


Mechera automática ADR y ADR Plus

24 horas de productividad, con precisión y calidad. Cambio de mudada en menos de 90 segundos.

Entre las principales características de la mechera ADR destaca la velocidad del cambio de mudada que se realiza en un tiempo inferior a 1,5 minutos. Esta elevada velocidad de doffing, juntamente con el hecho de que la máquina arranca automáticamente después del mismo, sin necesidad de ninguna intervención del operario, permiten una notable reducción del tiempo de paro de máquina, aumentándose así de modo significativo la producción de cada mechera.

En cuanto a sus características técnicas, cabría señalar que el formato de las arañas permite elegir entre 16”x 6” o 16” x 7”. El accionamiento de las arañas y del estiraje se realiza mediante servomotores y driver, y el ajuste del título se hace electrónico y /o mediante cambio de piñones.

Los controles tanto de la cinta de alimentación como la rotura de la mecha superior o inferior son realizados por barrera de luz. También se pueden aplicar, opcionalmente, sensores electrónicos – mecánicos individuales.

La comunicación entre el operario y la máquina se realiza a través de PC y pantalla táctil, mediante un diálogo fácil y claro en base windows que permite regular entre otros parámetros, los metros de mecha en la bobina, la separación entre espiras, la tensión de la mecha, el cambio de torsiones, el contador de turnos…

Disponible en secciones de 16 husos desde un mínimo de 32 husos hasta un máximo de 192.


El modelo ADR Plus, dotado de características técnicas muy similares al ADR, está especialmente concebido para trabajar con aletas de 16×6’’ (galga 115mm) y está disponible en módulos de 18 husos; desde los 36 hasta un máximo de 252 husos.

Su especial funcionamiento sin sistema de pneumafil posibilita una reducción notable en el consumo energético de la máquina, optimizado además mediante la utilización de motores de alta eficiencia.

El detector individual de rotura de mecha, que forma parte también del equipamiento estándar en este modelo de máquina, permite una detección de rotura de mecha extremadamente precisa y fiable, así como disponer de información detallada de las roturas en cada huso.

Mechera semiautomática AF y AF Plus

Funcionamiento automático de los accionamientos. Intercambio manual de bobinas-tubos.

La mechera semiautomática AF mantiene las mismas características que la mechera automática ADR en todo lo tocante a los accionamientos, ajustes de títulos, controles y comunicación a través de PC y pantalla táctil. En este modelo AF, y una vez completada la formación de la bobina, la máquina corta automáticamente la mecha y la mesa porta usos se inclina para facilitar la recogida de las bobinas, permitiendo al operario realizar su trabajo desde una posición mucho más ergonómica. A continuación, la enraigada de la máquina se realiza también de forma automática para continuar con la producción sin pérdidas de tiempo innecesarias.

Disponible también desde 32 husos hasta un máximo de 192 husos.


Mechera semiautomática ROVEMATIC AF

Funcionamiento automático de los accionamientos. Intercambio manual de bobinas-tubos.

La mechera semiautomática AF mantiene las mismas características que la mechera automática ADR en todo lo tocante a los accionamientos, ajustes de títulos, controles y comunicación a través de PC y pantalla táctil. En este modelo AF, y una vez completada la formación de la bobina, la máquina corta automáticamente la mecha y la mesa porta usos se inclina para facilitar la recogida de las bobinas, permitiendo al operario realizar su trabajo desde una posición mucho más ergonómica. A continuación, la enraigada de la máquina se realiza también de forma automática para continuar con la producción sin pérdidas de tiempo innecesarias.

Disponible también desde 32 husos hasta un máximo de 192 husos.

El modelo AF Plus, dotado de características técnicas muy similares al AF, está especialmente concebido para trabajar con aletas de 16×6’’ (galga 115mm) y está disponible en módulos de 18 husos; desde los 36 hasta un máximo de 252 husos.

El detector individual de rotura de mecha, que forma parte también del equipamiento estándar en este modelo de máquina, permite una detección de rotura de mecha extremadamente precisa y fiable, así como disponer de información detallada de cada huso.